Hublot

Classic Fusion 40 Years Anniversary

 

Por Redacción

En 1980, un joven emprendedor italiano llamado Carlo Crocco revolucionó y desafió las leyes no escritas de la alta relojería combinando una caja de oro amarillo con una deportiva correa de caucho. Era el nacimiento de la firma relojera Hublot y del concepto Fusion, que la ha llevado a ser una de las más atrevidas y populares del mercado.

P

ara celebrar su 40º aniversario, la marca afincada en Nyon ha lanzado el Classic Fusion 40 Years Anniversary, un modelo conmemorativo que reinterpreta el 1980 Classic Original, con su ya icónica caja con forma de ojo de buey (este es, de hecho, el significado de la palabra “hublot”). Sin embargo, no se ha limitado a hacer una reedición de carácter historicista del reloj original, sino que lo ha dotado de importantes novedades técnicas, con las que rinde homenaje al carácter innovador e inconformista que caracteriza la firma.

El nuevo reloj utiliza la caja propia de la colección Classic Fusion –que a su vez se basa en el diseño del modelo original de Crocco– en su versión más grande: nada menos que 45 mm de diámetro por 10,95 mm de grosor. Y, como es propio de los modelos de la casa, está disponible en distintos materiales: en oro amarillo (igual que el Hublot fundacional), en titanio (un material especialmente adecuado para los relojes de gran tamaño por su ligereza) y en cerámica negra.

En todos los casos, ofrece una alternancia de superficies pulidas y satinadas que también tiene su origen en el modelo de 1980: la cara superior del bisel, el fondo y las características piezas entre asas cuentan con un satinado de trazos verticales, mientras que las asas, la carrura y el lateral del bisel están acabados con un pulido a espejo.

Las tres versiones del modelo conmemorativo Classic Fusion 40 Years Anniversary: con caja de cerámica negra, de titanio y de oro amarillo, respectivamente.

El bisel plano, uno de los elementos icónicos del modelo, está fijado por seis tornillos de titanio con la ranura superior interrumpida en la zona central de modo que forman la inicial de “Hublot”. Este elemento apareció por primera vez en el modelo Big Bang, y es un guiño a los 12 tornillos del reloj original, que le conferían su aspecto de ojo de buey. El bisel está asentado sobre una base de color negro que dibuja, en ambos laterales, las clásicas orejas que tanta personalidad confieren al reloj. Como detalle, la corona del reloj está elaborada con el mismo material de la caja, y está rematada por el logotipo de la marca en relieve. El fondo, atornillado a la carrura, está grabado con el nombre y algunas de las principales características del reloj (“Hublot / Classic Fusion / Limited Edition”), así como el número de la unidad dentro de la edición limitada. Asimismo, incorpora un cristal de zafiro, en el centro del cual se ha impreso el logotipo de la marca y la inscripción “XL” en grandes caracteres.

Un cristal de zafiro con tratamiento antirreflectante protege una esfera negra, lacada y pulida, cuya ausencia de índices remite a la del modelo fundacional de Hublot. De hecho, solamente se diferencia de ella por el diseño de las agujas: las de horas y minutos son más gruesas y dibujan dos sutiles facetas, mientras que la de segundos incorpora un contrapeso decorado con el logotipo de la marca. Asimismo, la ventana de fecha, situada a las tres, deja a la vista un disco negro con numerales blancos, el exacto negativo del original. Tanto las agujas como el logotipo de la marca, aplicado a las 12 horas, cuentan con un baño de oro amarillo en la versión con la caja de este color, y con chapado de rodio en las dos versiones restantes.

Tres detalles del reloj conmemorativo: el discreto cierre desplegable; el fondo transparente, y el bisel plano, fijado por los icónicos tornillos con la cabeza en forma de H.

Sin duda, la gran diferencia entre el reloj fundacional de Hublot y el Classic Fusion 40 Years Anniversary se encuentra en su interior. Si el primero estaba equipado con un funcional calibre de cuarzo, el reloj conmemorativo utiliza un movimiento mecánico de carga automática, un detalle que ejemplifica perfectamente la evolución que ha experimentado la marca en sus cuatro décadas de historia. Concretamente, se trata del calibre HUB1112, basado en el fiable Sellita SW 300, un mecanismo formado por 63 componentes (21 rubíes) que late con una frecuencia de 28.800 alternancias por hora y garantiza una reserva de marcha de 42 horas. Más allá de sus características técnicas, destaca por su rotor central, calado de modo que forma las letras de la palabra “Hublot”.

Por supuesto, las tres versiones del Classic Fusion 40 Years Anniversary rinden homenaje al modelo fundacional con una deportiva correa de caucho de color negro, totalmente lisa y decorada, en la cara interior, con el logotipo de la marca. Se ciñe a la muñeca mediante un cierre desplegable de titanio chapado en negro, con la hebilla exterior elaborada en el mismo material que la caja (oro amarillo, titanio o cerámica negra).

El reloj conmemorativo de los 40 años de historia de Hublot se comercializa en una triple edición limitada, destinada a coleccionistas. Concretamente, se fabricarán 200 ejemplares de las versiones con caja de titanio y de cerámica negra, y solo 100 unidades de la versión de oro amarillo.

Más información en: www.hublot.com

Recent Posts