ORIS HÖLSTEIN EDITION 2020

Oris celebra sus orígenes con la primera pieza de una serie limitada que da nombre a la aldea suiza de Hölstein, donde la compañía fue fundada hace más de un siglo.

DESDE HÖLSTEIN, CON AMOR

Oris Hölstein Edition 2020 es un tributo a los orígenes de la compañía relojera independiente suiza, pero también está diseñado para hace sonreír a las personas.

El 01 de junio de 1904, Paul Cattin y Georges Christian firmaron un contrato en el pueblo suizo de Hölstein para dar forma a una historia que perduraría durante generaciones. El contrato permitía a los relojeros establecer y administrar su propia compañía de relojes, cuyo nombre proviene de un riachuelo local: Oris.

Más de un siglo después, Oris y Hölstein se han convertido en sinónimos. El pueblo y el valle circundante de Waldenburg han conformado la filosofía de Oris, al igual que Oris ha esculpido la identidad local.

El 15 de junio Oris comienza un nuevo capítulo de su historia, lanzando el primer reloj de una serie limitada, cuyo nombre rinde homenaje a este mágico lugar.

Oris Hölstein Edition 2020 celebra los orígenes de la compañía y su orgullosa vinculación al pueblo suizo de Hölstein.

Para comprender plenamente la historia de Oris, es preciso volver a ese día de 1904. Cattin y Christian, de habla francesa, llegaban de Le Locle, en las montañas del Jura, corazón palpitante de la industria relojera tradicional suiza. Hölstein planteaba una propuesta completamente diferente. Una ciudad industrial en la parte norte de Suiza, a 25 km de Basilea, de habla alemana, que estaba experimentando dificultades económicas y donde vieron la oportunidad.

Su visión era construir una compañía de relojes que reuniera lo mejor de ambos mundos. ¿Se podría hacer un reloj mecánico con técnicas industriales que mantuviera fieles los valores románticos de la relojería tradicional? ¿Podrían el hombre y la máquina unirse para crear hermosos relojes a precios que los trabajadores pudieran pagar?

Las respuestas pueden parecer obvias ahora, pero a principios del siglo XX y con la rápida evolución social, la intuición resultó visionaria.

Y funcionó.

Para 1910, Oris era el mayor patrón de la región y en las décadas siguientes seguiría creciendo a ritmo constante. Hacia 1960, era ya una de las 10 compañías relojeras más grandes del mundo, empleaba a casi 1.000 personas y producía más de 1 millón de relojes al año, que exportaba al mundo.

En la década de 1970, el doble impacto de la crisis financiera mundial y la evolución de los relojes de cuarzo devastó la industria relojera suiza. Oris sobrevivió y a principios de 1980 había asegurado su independencia y su futuro. En su corazón estaba la visión de sus fundadores: producir hermosos relojes que celebraran la relojería mecánica, el proceso industrial y la artesanía. Relojes que tenían sentido en el mundo real.

En 2020, esa visión tiene más sentido que nunca. Nadie necesita un reloj de pulsera, argumentan algunos. Pero incluso dadas las innumerables alternativas de dar la hora, eso es solo verdad en un punto. Un reloj mecánico es también una belleza que, como escribió el gran poeta John Keats, “es siempre un placer”.

En estos tiempos difíciles creados por la crisis de Coronavirus, necesitamos esa alegría. La celebración de la relojería mecánica no es una prioridad, pero es una distracción bienvenida, un punto álgido cuando el mundo está deprimido.

Oris Hölstein Edition 2020 está fundido en bronce sólido, incluido el brazalete (el primero en relojería suiza), un material industrial con fascinantes propiedades que esperamos enamore a todos. Además de eso, el fondo de la caja está grabado con el Oris Bear, por una simple razón: ¡hacer sonreír a la gente!

“Oris Hölstein Edition 2020 es un tributo a los orígenes de Oris y nuestros valores”, explica Rolf Studer, codirector ejecutivo de Oris (ver página 8). “Pero también queríamos darles a los seguidores de Oris y a todos los amantes de la relojería algo que celebrar, algo para hacerles sonreír”.

ES MOMENTO DE CELEBRAR

Oris Hölstein Edition 2020 señala el nacimiento de la compañía en junio de 1904

Estamos muy orgullosos de nuestras raíces. Hölstein es el latido del corazón de Oris. Nuestra fábrica ha estado en el mismo lugar desde 1904. Hoy, es aquí donde nuestros relojeros, ingenieros y diseñadores crean relojes. También es donde están nuestros centros de pruebas y control de calidad, así como nuestro centro de distribución.

Para celebrar la inseparable unión entre Oris y este hermoso pueblo suizo, hemos creado Oris Hölstein Edition 2020, una versión de bronce del cronógrafo Divers Sixty-Five.

Está inspirado en los llamativos diseños propios de los 60, cuando Oris hizo su primer reloj de buceo y comenzó una tradición que perdura aún hoy día. Su caja, bisel, contorno, corona y pulsadores están fundidos en bronce.

También el brazalete está formado por sólidos eslabones de bronce, que adquirirán una pátina natural a medida que se oxide. Al igual que la esfera de bronce del Oris Big Crown Bronze Pointer Date, se trata de un hito, no solo para Oris, sino también para la relojería suiza.

Lograrlo no fue fácil. El bronce es un material suave y natural, y demostró ser insuficientemente fuerte para ser aplicado en los pasadores que mantienen unidos los eslabones o para el cierre desplegable. Éstos, junto con el fondo de la caja, están hechos de acero inoxidable de alta calidad.

El fondo de la caja está grabado con el Oris Bear. En los últimos años, el oso se ha convertido en símbolo del espíritu Oris: cálido y honesto. Y, simplemente, te hace sonreír.

ORIS HÖLSTEIN EDITION 2020

FICHA TÉCNICA

EN DETALLE

Caja
Caja multi piezas en bronce, bisel giratorio unidireccional y contorno en bronce

Tamaño
43.00 mm, (1,693 pulgadas)

Esfera
Dorada con contadores de cronóigrafo en negro, índices rosados

Material luminoso
Agujas e índices Super-LumiNova.

Cristal superior
Zafiro abombado con tratamiento interior antirreflejos

Fondo
Acero, atornillado, grabado especial del Oris Bear

Dispositivos operativos
Corona de seguridad roscada y pulsadores de bronce

Brazalete
Brazalete multi piezas en bronce con cierre desplegable

Hermeticidad
10 bar (100 m)

MOVIMIENTO

Número
Oris 771

Funciones
Aguja central de horas, minutos y cronógrafo 1/4 segundo, dos contadores subsidiarios con segundero continuo a las 9 horas y cronógrafo de 30 minutos a las 3 horas, temporizador y parada de segundos

Carga
Automático

Reserva de marcha
48 horas

Edición limitada
250 piezas, disponible en boutiques Oris, Oris e-Shop y distribuidores con acceso a Oris e-shop. Herramienta online para elegir número de edición limitada.

PVP suizo
CHF 4,800

Disponible
Junio 2020

Más información en: www.oris.ch

Recent Posts