Scott Cassell es un infatigable explorador del mundo submarino con muchos años de servicio en la Guardia Nacional del ejército de los Estados Unidos a sus espaldas, donde se especializó en la lucha antiterrorista (fue instructor de combate subacuático del Grupo de Operaciones Especiales) y contra la piratería.

Hoy, el intrépido aventurero dedica todos sus esfuerzos a la protección y la salvaguarda del medio marino y de todos sus habitantes. A través de la organización Sea Wolves Unlimited LLC, Cassell utiliza las tácticas militares aprendidas en el ejército para hacer frente a la caza furtiva de tiburones, tortugas y otras especies en situación de peligro, a menudo, arriesgando su propia integridad física.

Paralelamente, su otra organización, Undersea Voyager Project, promueve el aprendizaje del mundo submarino entre investigadores, estudiantes, educadores y científicos, mediante la utilización de sus sofisticados equipos de buceo, submarinos y cámaras subacuáticas. En esta tarea, UVP pone énfasis en la concienciación de los más jóvenes, a quienes introducen en los valores de la ecología y la protección del medio ambiente. Además, todos los descubrimientos realizados por el explorador y su equipo durante sus inmersiones son documentados y compartidos con la comunidad científica.

En su lucha, Scott Cassell ha encontrado el apoyo y la colaboración de Luminox, que ha elaborado dos nuevos modelos -cada uno de ellos, dedicado a una de las organizaciones dirigidas por el ex militar-, que se comercializan en sendas ediciones especiales, y cuyas ventas servirán para financiar sus proyectos de estudio y preservación del medio marino.

El pasado 27 de septiembre, Cassell visitó Barcelona de la mano de la firma relojera para explicar la labor que desarrollan sus dos organizaciones y contarnos las consecuencias y los peligros de la sobreexplotación de los océanos y de la pesca furtiva, en un acto celebrado en el Aquarium de la ciudad, que acabó con el veterano submarinista –a sus 49 años lleva más de 13.000 horas de inmersión- buceando junto a los tiburones.

Y es que buena parte de la intervención de Scott giró en torno a la importancia de los escualos, dada su posición preeminente en la cadena alimenticia, y la necesidad de preservar dicha especie. La pesca masiva de tiburones –sobre todo, por el consumo de sus aletas en China- ha provocado un gran descenso en el número de ejemplares que está poniendo en serio peligro el equilibrio del ecosistema marino.

Pinche sobre la siguiente fotografía y accederá al vídeo

30-MILE-DIVE: Luminox Version-Extended Expedition Footage from GLOBAL REEF on Vimeo.

Scott Cassell