Criado en Biel, a los pies del Jura suizo, Sascha Moeri ha sentido siempre una gran fascinación por la relojería mecánica. Por ello, y dada su formación –acumula titulaciones en Empresariales, Administración y Dirección de Empresas (B.B.A.) y un Máster en Administración de Empresas (M.B.A.)-, no es extraño que haya desarrollado la mayor parte de  su trayectoria laboral en este sector, en el que se introdujo de la mano del grupo Swatch, hace más de 15 años.

Fue en este gigante empresarial donde adquirió buena parte de sus conocimientos sobre la industria relojera suiza, sobre todo en el ámbito de las finanzas y el marketing. Esta experiencia, que más tarde ampliaría en la firma Michel Jordi, también le permitió conocer diversas culturas empresariales y a personas interesantes, tanto en el campo personal como en el profesional, por lo que resultó una etapa muy enriquecedora de su vida laboral.

Sin embargo, el gran salto profesional lo dio en septiembre de 2002, cuando fue nombrado vicepresidente de Milus International. Moeri fue, de hecho, uno de los impulsores del renacimiento comercial de la marca de Biel, y el responsable de definir la estrategia de marketing y producto, así como del plan de expansión que llevó la marca a introducirse en más de 30 nuevos mercados. Su trabajo le valió el cargo de CEO de Milus Europe y CFO de Milus USA.

Con ese bagaje, en noviembre de 2010 Sascha Moeri recaló en el Grupo Bucherer para ejercer el cargo de CEO de la manufactura Bucherer Montres. Durante estos dos años, se ha encargado del desarrollo de la firma Carl F. Bucherer, la cual obtuvo, en 2011, los mejores resultados económicos  de su historia, tanto en volumen de ventas como en balance final. Buena parte de su trabajo como máximo responsable de la división relojera de Bucherer se ha centrado en dar visibilidad al carácter histórico de la manufactura, con presencia desde hace décadas en las boutiques más prestigiosas del mundo.

carl_bucherer-ceo

Sascha Moeri