ALPINA

Alpiner Extreme Regulator

A tener en cuenta

Históricamente, el reloj regulador era utilizado por los relojeros para ajustar la hora del resto de guardatiempos del taller. Por eso contaba con una singular disposición, con las indicaciones situadas en diferentes ejes y –generalmente– la de minutos ubicada en el centro de la esfera. Curiosamente, Alpina ha elegido esta tipología de reloj para su colección Alpine Extreme, lanzada el año pasado como heredera del célebre Alpina 4, que en 1933 estableció los estándares del reloj deportivo moderno. El Alpiner Extreme Regulator se presentó en la primera participación de la marca en el Watches & Wonders, en dos ediciones limitadas a 888 ejemplares, una con correa de caucho y otra con un flamante brazalete integrado.

Esfera

La esfera es de color azul marino y destaca por el motivo de triángulos en relieve que ocupa toda su superficie (uno de los cuales aloja el logotipo de la marca, situado entre las 2 y las 3 h). Cuenta con unos grandes marcadores horarios dotados de pintura luminiscente –un aspecto curioso, dada la ausencia de una aguja central de las horas– y con un realce exterior que aloja la escala de minutos. Situado entre las 9 y las 11, el disco horario es de color gris y está decorado con un “guilloché” de círculos concéntricos; el mismo color y acabado que se ha aplicado sobre el pequeño segundero, ubicado a las 6. Las agujas de horas y minutos son las propias de la colección, ligeramente facetadas y con forma de espada truncada. La segundera, por su parte, es de estilo “dauphine”. Todas ellas incorporan, en su zona central, un recubrimiento de pintura luminiscente que facilita la lectura horaria en condiciones de poca visibilidad.

Funciones

Como corresponde a un reloj regulador, este Alpina ofrece una indicación de horas, minutos y segundos en tres ejes diferenciados, con predominancia de la aguja de minutos, que ocupa el eje central. En esta ocasión, los diseñadores de la firma suiza han ubicado la indicación horaria en una subesfera entre las 9 y las 11, reservando para el segundero la posición de las 6 horas.  

Movimiento

El Alpiner Extreme Regulator está equipado con el calibre AL-650, que la firma utiliza desde que introdujo su primer regulador en 2005. Se trata de un movimiento de carga automática dotado de 31 rubíes, que late con una frecuencia de 28.800 alternancias por hora y ofrece una reserva de marcha de 38 horas.

Caja

La colección Alpiner Extreme se caracteriza por su robusta caja de acero inoxidable de 41 x 42, 5 mm, resistente a los impactos y hermética hasta 200 metros de profundidad. Cumple, pues, con los principios instaurados por el Alpina 4 en la década de los 30. Tiene forma de cojín, con la zona central de la carrura situada a un nivel inferior respecto al fondo y a la sección anterior, sobre la cual reposa un bisel circular. Los tres elementos están fijados por seis tornillos con la cabeza decorada con un triángulo, logotipo de Alpina. La corona, a rosca, está protegida por una pieza que recorre todo el lateral de la carrura; un elemento que se ha reproducido en el lado opuesto para dotar de un mayor equilibrio y simetría a la caja. Tanto el anverso como el reverso del reloj cuentan con sendos cristales de zafiro. La alternancia de superficies pulidas y satinadas –con trazos rectos o circulares, según su ubicación– contribuye a acentuar la complejidad formal de la caja.

Correa

Además de con la habitual correa de caucho negro texturizado, el reloj está disponible con un brazalete integrado de acero inoxidable, que alterna unos eslabones con forma de “H” con otros rectangulares. Está dotado de un cierre desplegable con pulsadores de seguridad.

Recent Posts