Vacheron Constantin

Overseas fase lunar e indicación retrógrada de fecha

A tener en cuenta

Las indicaciones retrógradas forman parte del patrimonio de Vacheron Constantin desde hace décadas. Con el Overseas fase lunar e indicación retrógrada de fecha, por primera vez la firma ginebrina utiliza una complicación de esta naturaleza en un reloj deportivo. El modelo elegido ha sido, por supuesto, el Overseas, el reloj deportivo de Vacheron Constantin por excelencia, que ha integrado una fecha retrógrada con total naturalidad. El modelo ofrece otra complicación tan poco habitual en los relojes de estética deportiva como es la indicación de las fases y la edad de la luna.  

Esfera

La esfera del reloj presenta una base cepillada con un acabado satinado que le confiere un efecto de rayos de sol, con una superficie lacada translúcida de tonos azules sobre la cual se han aplicado unos índices horarios de distintos tamaños, recubiertos de Super-LumiNova en su zona central. El arco superior de la esfera, entre los índices de las 9 y las 3 horas, aloja la escala de fecha, mientras que el hemisferio inferior está dedicado a la indicación de las fases lunares, que puede leerse en una ventana ubicada a las 6. Las agujas de horas y minutos son las propias de la colección, facetadas y acabadas en punta en ambos lados, e incorporan pintura luminiscente. La de fecha, por su parte, es un bastón de oro blanco rematado por un triángulo isósceles también relleno de Super-LumiNova azul. La escala de minutos está ubicada sobre el mismo anillo que los índices horarios, y está complementado por una escala de segundos situada en el realce, de color azul ligeramente más oscuro.

Caja

La caja de acero inoxidable, de 41 milímetros de diámetro y 10, 48 de grosor, mantiene los elementos más característicos de la colección Overseas desde que fue recuperada en 2016, como su forma “tonneau”; su bisel almenado, reminiscente de la cruz de Malta, o la corona estriada de forma cilíndrica. Presenta un acabado satinado de trazos verticales en la mayoría de superficies, en contraste con el satinado circular del fondo –que incorpora una ventana circular de cristal de zafiro– y, sobre todo, con el pulido a espejo del bisel. Es resistente al agua hasta 50 metros y ofrece propiedades antimagnéticas gracias a una bata de hierro dulce.

Correa

La versatilidad del Overseas, un reloj que no desentona ni con la etiqueta más rigurosa ni con una estética más deportiva y desenfadada, se ve reflejada en la opción de substituir rápida y fácilmente el brazalete de acero propio de la colección, con sus eslabones centrales inspirados en la cruz de Malta, por alguna de las dos correas auxiliares con las que se entrega el guardatiempo: una más clásica de piel de becerro, y otra de caucho azul.

Funciones

Sin duda, el gran protagonista del modelo es la indicación retrógrada de la fecha, una complicación inédita en la colección Overseas. Consiste en una aguja central que no completa un giro entero de la esfera, sino que, al final del último día del mes, vuelve al punto de partida con un rápido movimiento en sentido antihorario. Esta aguja comparte eje con las manecillas encargadas de ofrecer la información horaria, que en esta ocasión se circunscribe a las horas y los minutos.

La otra complicación del reloj es la indicación de las fases lunares de alta precisión, que precisa de una sola corrección –de un día– cada 122 años. La ventana que deja a la vista el disco de las fases lunares incorpora una escala graduada de 0 a 29 ½, que permite conocer los días discurridos desde la última luna llena. 

Todas las funciones –hora, fecha y fases lunares– pueden ajustarse de forma sencilla a través de la corona, que también permite la carga manual del reloj.

Movimiento

El movimiento que da vida al reloj es el calibre de manufactura 2460 R31L/2, un mecanismo de carga automática formado por 275 componentes (27 rubíes), que late con una moderna frecuencia de 28.800 alternancias por hora y garantiza 40 horas de reserva de marcha.

Visible a través del cristal de zafiro del fondo, presenta los acabados propios de la alta relojería ginebrina, como el perlado de la platina o las Côtes de Genève de los puentes. La masa oscilante, elaborada en oro rosa de 22 k, está adornada con una rosa de los vientos, que evoca la temática de los viajes marítimos, fuente de inspiración de la colección Overseas.

Recent Posts