TUDOR HERITAGE BLACK BAY 41

En el año 2000, Tudor lanzó la colección Heritage y su carta de presentación fue el reloj Heritage Chrono, una reedición bastante libre del primer cronógrafo de la marca lanzado en 1970. Aunque por edad, la línea no ha alcanzado la madurez, sin embargo, se ha convertido en uno de los pilares de Tudor. Especialmente representativos son los Heritage Black Bay, que entraron en escena en 2012 equipados con calibres propios y que en Baselworld 2017 incorporó el primer cronógrafo fabricado in house alojado en el Heritage Black Bay Chronograph. Ahora les presentamos el Heritage Black Bay 41 con una caja rediseñada de 41 mm.

Reloj Heritage Black Bay 41 de Tudor

El nuevo Heritage Black Bay con caja de 41 mm de diámetro ha sido redibujado porque Tudor quería infundirle una estética más formal, aunque sin borrar de este reloj de su esencia deportiva. La caja media es más delgada y Tudor introduce el cristal de zafiro plano –el resto de modelos lo llevan combado- para que el guardatiempos aligere su altura y se llevar sin problemas con una camisa. El bisel de acero fijo con acabado pulido intensifica el minimalismo y el diseño más clásico.

El reloj Heritage Black Bay 41 es hermético hasta 150 metros y en él Tudor utiliza también la gran corona que definió el estilo de los primeros relojes de inmersión del fabricante relojero suizo. La corona es de rosca y lleva la rosa de Tudor en relieve.

Reloj Heritage Black Bay 41 de Tudor

El calibre 2824 de carga automática con una reserva de marcha de 38 horas. Este movimiento mecánico indica las horas, minutos y segundos de este reloj clásico sin fecha de caducidad. El reloj Heritage Black Bay reinventa la modernidad eterna.

La esencia de la colección Black Bay es la esfera lacada en negro con el diseño de los primeros relojes de submarinismo que Tudor fabricó en la década de los 50. Las señas de identidad son las angulosas agujas snowflake que fueron utilizadas por primera vez en 1969 y los grandes índices luminosos.

Esfera Reloj Heritage Black Bay 41 de Tudor

Tudor declina el reloj Heritage Black Bay 41 con brazalete de acero y pulsera de cuero de marrón y se entrega además con una correa adicional de tejido de camuflaje con un estilo muy urbano confeccionada artesanalmente en una empresa francesa con más de 150 años de tradición. Se ha convertido en una de las señas de identidad de los relojes Heritage Black Bay.

Reloj Heritage Black Bay 41 de Tudor

El precio del reloj Heritage Black Bay 41 con brazalete cuesta aproximadamente unos 2.380 € y con pulsera de cuero, poco más de 2.100 €.

Por Purificación Álamo

Recommended Posts