CORUM BIG BUBBLE ANIMA

Corum sigue impulsando la colección Bubble, que renació en su 15 aniversario celebrado en 2005. Durante la etapa de Severin Wunderman al mando de la firma suiza, Bubble fue una de los modelos más icónicos y cada lanzamiento era más sorprendente que el anterior. El modelo se convirtió en una pieza codiciada entre los coleccionistas por la innovadora estética de sus esferas.
Bubble sigue su estela de éxitos del pasado y las propuestas de este año son variadas y muy artísticas. Para una de ellas, Corum ha buscado un colaborador especial, el Dj, compositor y productor Matteo Ceccarini porque lo que quería era multiplicar “la audacia visual” del Bubble.
Matteo Ceccarini en el mundo de la mano de Gianfranco Ferre que se quedó impresionado de su virtuosismo musical y ahora se proyecta en la relojería con el Big Bang Anima, que es así como se llama este modelo.

Corum Reloj Big Bubble Anima por Matteo Ceccarini

Con su caja de 52 mm, el tamaño más grande hasta ahora de este singular modelo, el reloj Big Bubble Anima nos mira con un gran ojo en 3 D, cuya mirada oceánica y penetrante se amplifica con el característico domo de cristal de esta colección. El ojo está disponible en azul o verde.

Como se puede observar, Corum ha eliminado las agujas de este reloj para que nada interrumpa la mirada directa y curiosa del Big Bag Anima diseñado por Matteo Ceccarini. Las horas y los minutos se indican con dos círculos (de mayor tamaño el de las horas) en el contorno exterior de la esfera.

Corum Reloj Big Bubble Anima por Matteo Ceccarini

Para el artista Matteo Ceccarini esté ojo traspasa el arte porque “Anima significa alma y se dice que los ojos son el espejo del alma”. Es un símbolo que se utiliza como talismán desde la antigüedad.

Big Bubble Anima es una edición limitada de 88 relojes. Está disponible en titanio grado 5 y a través del cristal de zafiro del fondo muestra su corazón, el calibre automático C0 390 decorado con Côtes de Genève y con 65 horas de reserva de marcha. Su hermeticidad es de 100 m.

Corum propone una nueva forma de mirar desde la muñeca, a la que se ciñe con una pulsera de caucho vulcanizado.

Por Purificación Álamo

Recommended Posts